ACTUALIDAD

 

Nuevas medidas de tráfico para mejorar la seguridad de los motoristas

 
 

Desde el Gobierno acaban de aprobar un paquete de reformas para mejorar la seguridad vial en España y allanar, así, el camino para conseguir el objetivo de la Organización Mundial de la Salud para la próxima década: rebajar en un 50 por ciento los fallecidos y heridos graves.

En vías urbanas, los usuarios vulnerables representaron el 82% del total de fallecidos, con 148 motoristas entre las víctimas en 2019.

Algunas de estas medidas legales están dirigidas a los motoristas, un colectivo muy afectado por la siniestralidad durante el pasado año, con la cifra de fallecidos más alta desde 2010. Según datos de la DGT, 2019 finalizó con 466 motoristas fallecidos, un 11% más que el año anterior. Especialmente preocupante es el incremento de los accidentes con motoristas en vías interurbanas, que provocaron uno de cada cuatro personas fallecidas (318 en 2019 frente 276 en 2018). En vías urbanas, los usuarios vulnerables representaron el 82% del total de fallecidos, con 148 motoristas entre las víctimas.

Las nuevas medidas se irán poniendo en marcha a partir de enero de 2021 y afectan a la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, al Reglamento General de Circulación, de Vehículos y de Conductores. ¿En qué consisten?

Mayor castigo por no usar el casco

Ponerte correctamente el casco te puede salvar la vida, es un elemento esencial en la seguridad del motorista por lo que la DGT ha decidido aumentar el castigo para quien no lo use. Se eleva de tres a cuatro punto la retirada de puntos para quien no lo lleve puesto. Además se incorpora explícitamente como causa de sanción su mal uso, por ejemplo llevar el casco puesto pero no abrochado.

Ya no se podrá rebasar en 20 km/h los límites de velocidad en las carreteras convencionales para adelantar a otros vehículos.

Otra novedad es que ya no se podrá rebasar en 20 km/h los límites de velocidad en las carreteras convencionales para adelantar a otros vehículos.

Se endurece el castigo por conducir sujetando con la mano dispositivos de telefonía móvil, pasando de tres a seis puntos de retirada en el carnet.

También se tipifica como infracción grave llevar en el vehículo mecanismos de detección de radares o cinemómetros. En ese caso la sanción será de 500 euros y conllevará la pérdida de tres puntos en el carnet. Ahora solo se sanciona el uso de estos dispositivos durante la conducción.

Los motoristas y resto de conductores que lo necesiten podrán recuperar dos puntos del carnet de conducir si realizan un curso de conducción segura certificado por la DGT. Para poner en marcha esta medida se redactará una orden ministerial donde se detallen los requisitos y condiciones.

Si ahora el plazo que tiene que transcurrir sin cometer infracciones para recuperar el saldo inicial de puntos varía en función de la gravedad de la infracción cometida, con la reforma este plazo se unifica en dos años

El anteproyecto de ley que reforma el Texto Refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, introduce una nueva infracción muy grave si se comete fraude en los exámenes de conducir por utilizar dispositivos de intercomunicación no autorizados. La sanción será de 500 euros y penalización de seis meses sin poder presentarse al examen.Se podrán recuperar dos puntos del carnet de conducir al realizar un curso de conducción segura certificado por la DGT.

Y para obtener el permiso de conducir de moto también hay novedades. En el Reglamento General de Conductores se incorpora la especificación de los equipos de protección obligatorios que tienen que llevar los aspirantes en las pruebas de destreza y de circulación para la obtener de los permisos de moto. 

Se pacifica el tráfico en la ciudad

Con el objetivo puesto en los usuarios más vulnerables, entre los que se encuentran los motoristas, el Reglamento General de Circulación introduce medidas para calmar el tráfico urbano.

– Se reduce la velocidad máxima de 50 a 30 km/h en aquellas vías con un único carril por sentido de circulación.

– En las vías con una plataforma única de calzada y acera, el límite de velocidad será de 20 km/h.

– En las calles de dos o más carriles por sentido de circulación, el límite no cambia y se mantiene en 50 km/h. 

Nuevas normas para usuarios de patinetes

La regulación de los vehículos de movilidad personal (VMP) a nivel estatal era una de las medidas más demandadas en España debido al aumento de usuarios y a las diferentes medidas que se estaban poniendo en marcha dependiendo de municipios y provincias. La DGT establece las siguientes normas:

  • Los vehículos de movilidad personal son vehículos de una o más ruedas dotados de una única plaza y propulsados exclusivamente por motores eléctricos capaces de proporcionar al vehículo una velocidad máxima entre 6 y 25 km/h. Se excluyen los vehículos para personas con movilidad reducida.Se establecen unas normas básicas a nivel estatal que regulan el uso de los vehículos de movilidad personal.

Prohíbe su uso por las aceras y por las zonas peatonales. Tampoco pueden circular por vías interurbanas, travesías o por autopistas y autovías que transcurran dentro de poblado o por túneles urbanos.

Los usuarios de estos VMP están obligados a cumplir las normas de circulación como el resto de vehículos. Es decir, no pueden usar teléfono móvil, auriculares, deben respetar los semáforos, etc.

Para poder circular se les exigirá un certificado de circulación que acredite que cumplen con los requisitos técnicos contemplados en el manual de características que se aprobará mediante resolución del Director General de Tráfico. Entrará en vigor 24 meses después de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Otras medidas

Al igual que se sanciona el no utilizar el casco o usarlo de forma incorrecta, se se eleva de tres a cuatro puntos cuando no se utilice el cinturón de seguridad, los sistemas de retención infantil otros elementos de protección. 

También se facilita a empresas de transporte de personas y de mercancías el acceso online al registro de Conductores para que puedan conocer si el permiso de conducir de sus trabajadores está vigente o no.

Se reduce la edad mínima exigible a 18 años para conducir camiones y autocares (en este último caso sin pasajeros y en un radio máximo de 50 km). También se amplía de 3.500 a 4.250 kilos el peso de las furgonetas que se pueden conducir en territorio nacional con el permiso B para el transporte de mercancías, solamente cuando el incremento de masa se deba a los nuevos sistemas de propulsión.

¿Cuándo entran en vigor? Las modificaciones relacionadas con el Reglamento de Circulación y Vehículos entrarán en vigor el 2 de enero de 2021, excepto en el caso de los cambios en las velocidades en zonas urbanas que entrarán en vigor a los seis meses de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Las modificaciones relativas al Reglamento de Conductores entrarán en vigor al día siguiente de la publicación del Real Decreto en el BOE

 

MUEVETE EN MOTO

Razones para usar la moto durante el coronavirus

En plena crisis sanitaria por el covid-19, puede que surja una de las necesidades justificadas por el Real Decreto 463/2020 para salir de casa y quieras echar mano de tu moto, pues bien, existen diversas razones para usar la moto durante el coronavirus frente a otras formas de transporte

Principales razones para coger la moto durante el estado de alarma

-La moto evita más contagio que el transporte público: en estos momentos en los que debemos evitar el contacto directo con personas para detener el contagio del virus, la privacidad y aislamiento que nos ofrece una moto la convierte en un medio de transporte más recomendable que el transporte público, que es más concurrido y cercano.

-Una manera ágil y rápida de moverse: la moto es el vehículo más ágil para moverse en distancias cortas y en núcleos urbanos, ideal para acercarse a la farmacia o acudir a uno de los establecimientos abiertos durante el estado de alarma para comprar provisiones y mantenernos en casa a salvo.

También hemos de contabilizar que al existir restricciones a viajar más de una persona por vehículo, la escasa envergadura de las motos facilita que se eviten atascos y retenciones, disminuyendo el tiempo en circulación por vías públicas y las aglomeraciones de gente.

Ahorro de costes: del mismo modo, el consumo que ocasiona una moto resulta sustancialmente inferior al de un turismo, y dado que bajo las condiciones establecidas en el estado de alarma sólo puede viajar una persona exceptuando casos muy excepcionales y justificados, conseguiremos ahorrar en combustible con cada trayecto.

-Aparcamiento fácil: su escaso volumen nos permite estacionar la moto de manera más fácil que un coche, parando cerca del lugar de destino y evitando estar en circulación más que el tiempo necesario, minimizando riesgos.

-La moto, igual o más segura que nunca: la vulnerabilidad tradicional de las motos frente a coches y camiones en caso de accidente se reduce, dado que el tráfico ha caído a niveles mínimos bajo el cumplimiento del estado de alarma impuesto por el Gobierno de España el pasado 14 de marzo. Por ello, los riesgos de circular en moto también se ven reducidos. 

En otro sentido, los seguros de moto han comunicado que las pólizas contratadas mantienen sus coberturas durante el periodo del estado de alarma, en las mismas condiciones que antes.

-Más fácil de limpiar: al disponer de menos superficie y encontrarse al aire libre, la limpieza de la moto se reducirá a mandos y controles, y desinfectar el chasis antes y después de su uso, mientras que en un coche, por ejemplo, deberíamos profundizar en la higiene de mandos, asientos, conductos de aire acondicionado y salpicadero.

Ten en cuenta todas estas ventajas de la moto frente a otras formas de transporte, y recuerda que la mejor forma de evitar el contagio es seguir las recomendaciones de la autoridades y quedarse en casa, minimizar los trayectos y reservarlos para casos de urgencia u obligación.

Mantenimiento de una moto parada durante mucho tiempo

Al igual que un coche, una moto no está diseñada con la intención de pasar mucho tiempo sin ser utilizada. Por ello, algunas partes pueden sufrir deterioro o desgaste y es conveniente tomar algunas precauciones.

Neumáticos: Para proteger las gomas de la moto lo ideal es montarla sobre un caballete que las mantenga suspendidas en el aire y sin sufrir por el peso, pero no siempre es posible. Otra opción si no dispones de un caballete es subir la presión de los neumáticos un poco más de lo habitual y desplazar la moto cada cierto tiempo, con el fin de que esta no apoye siempre sobre la misma sección del neumático.

Batería: Es quizá la parte que más puede verse afectada por la falta de uso, llegando al punto de descargarse. Si queremos tener nuestra moto disponible para cualquier emergencia, lo ideal es procurar encender la moto al menos una vez a la semana. Pero si sabemos que no vamos utilizarla en un tiempo, lo mejor es desconectarla para evitar que se consuma hasta que vayamos a coger nuestra moto con normalidad otra vez.

Cuida la limpieza de tu moto

No podemos descuidar la limpieza en el mantenimiento de la moto al estar parada mucho tiempo, ya que la suciedad puede provocar que los materiales pierdan sus propiedades y se deterioren, o incluso pueda salir óxido. Ya que disponemos de tiempo, podremos hacer una limpieza a fondo que además deje nuestra moto como nueva durante la cuarentena.

No olvides poner especial cuidado en la limpieza del contacto y la entrada del depósito.

Otros consejos

Mantener el depósito lleno: Si tienes la opción, guardar la moto con el depósito completamente lleno de combustible nos ayudará a evitar dos problemas recurrentes. El primero es que al dejar menos espacio de aire dentro del depósito ayudaremos a reducir la evaporación de combustible. El segundo, y un poco más grave, que pueda producirse corrosión en las paredes del depósito.

Encender la moto: Como hemos dicho antes, es una de las formas de cuidar la batería, pero al motor también le vendrá bien ponerse en marcha y romper el tiempo en desuso, así como para el descanso de los neumáticos y la suspensión.

Comprobar los niveles de aceite: Aunque no tengas que hacer la revisión hasta dentro de un tiempo, es aconsejable que revises periódicamente los niveles de aceite. Esta práctica puede ayudarnos a detectar problemas que no viésemos en el día a día, como pequeñas fugas, y también para asegurarnos de que está en perfectas condiciones.